El origen del silencio

El mundo se calla cuando tus gemidos atraviesan mis venas

El mundo proclama con devoción callada el instante de tus muslos

Se calla y olvida que nacimos

Con el apetito voraz de nuestras bocas

El mundo se calla

Como una fusa muda

Dibujando mis manos

Secas de sol y barro

En la historia redonda

De tus senos

El mundo se calla

Y se me pierde un bocado

En el laberinto de tu cuello

El mundo se calla

Lubricado

moviendo mis labios

Como una oración sagrada 

de humedad 

en la entrepierna de tu mar

El mundo se vuelve a callar

Ausentado en la longitud

Larguísima de tu orgasmo

El mundo calla ardiente

Arrodillado

Invadiendo mi abismo

Mi espacio

Derramándose sobre tu sexo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s