Black Friday

Le susurro un poema de viernes a tu coño y me porto mal con el black, lo golpeo con un puñetazo en la cara y lo despacho con una frase tonta untuosa insolidaria espontánea egoísta, húmeda de consumo compulsivo e idiotez.

Así soy yo con los días falsos, me gusta atarles sus muñecas al dosel de mi cama, y juguetear con lascivia, lo hago sin prisas, con una cuerda de esparto y un nudo simple de shibari, estudiado meticulosamente para el forcejeo. Con el mismo nudo ato los pies las manos y el cuello del mismo viernes, lo hago sin piedad sin decoro excitado, a un ritmo vertiginoso e infernal, lo tenso con brutalidad, para desmoronar otro negro día envenenado con muerte y silencio, un día que saluda con tristeza y proclama un grito enmudecido y humilde a los cuatro vientos, para eliminar la machista humillante y sucia metástasis de género y violencia, ese otro tumor injusto contra las más vulnerables, ellas.


Alexia Sinclair©

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s