Hoy

En el campanario de Dylan Thomas

la muerte no tendrá dominio

el pecho gozará con el viento

el alma susurrará canciones de cuna

y cada campanada será una flecha de cupido entre pétalos y besos

En ese campanario escogido

los corazones vivirán desnudos

de cintura para abajo se tejerán sonrisas

las gaviotas acercaran el agua a los labios sedientos

y habrá amor a primera vista

En ese campanario del tiempo

los helechos consolaran de esperanza al moribundo

Los opresores cambiarán látigos por musgo,

poder por trigo para el hambriento

Y codicia por agua fresca

para el sediento

En el campanario de Dylan Thomas

no se sorprenderán los amantes convertidos en destino

ni será sacrificio su moneda

Y los te quiero nacerán soñolientos, como un vocablo en la longitud del poema del cuello

En ese campanario desierto

el hombre descalzo le pedirá a Dios, chapoteando con sus pies en un manantial bendito, su último deseo

que la angustia disfrazada de placer, por la ley del estajanovista trabajo

sea una locura y no un trato, para ganar el cielo

le pedirá que las margaritas

digan siempre si

y entonces la muerte ya no tendrá dominio

https://youtu.be/SKKq9jDuSJw

Anuncios

5 comentarios sobre “Hoy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s